Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

Los saris son el color de la India 42 (2011). Havelis de Mandawa.

 


El fuerte había sido construido en 1755 por el thakur o noble Nawal Singh para proteger el lugar en la ruta de las caravanas desde los puertos de Gujarat al Valle del Ganges, como ya explicara anteriormente. Importantes comerciantes se establecieron en la ciudad que creció por aquellos intercambios comerciales y que aún mantuvo esplendor por las remesas de los mercaderes que hicieron fortuna en los nuevos emporios. Ese patrimonio de finales del siglo XIX y principios del XX era el que nos esperaba. Los havelis y sus murales eran la razón de ser de nuestra visita.

El primero que encontramos en la calle Main Bazaar, la principal, fue el Binsidhar Newata Haveli, convertido en sede del State Bank of Bikaner. Los elefantes se combinaban con coches de época, un hombre-pájaro, un amago de aeroplano y caballeros del pasado o soldados de guardia. La tradición se mezclaba con lo moderno. Los pintores plasmaban con gran fidelidad inventos que jamás vieron y que dibujaban por referencias.



La calle estaba poco animada. El mercado que le daba nombre dormitaba. Nada que ver con la actividad de la tarde, cuando atravesamos la población. Algunos puestos de fruta y verdura eran lo poco que se presentaba ante nuestros ojos. Pero nosotros estábamos pendientes de la arquitectura y de los murales exteriores. O de un camello con su carro.

Para los interiores hubiésemos tenido que buscar a los porteros que se encargaban de vigilarlos. Por unas pocas rupias los mostraban. Quizá fuera la única remuneración que recibían. Los dueños estaban en Bombay, Calcuta o Delhi.

0 comentarios:

Publicar un comentario