Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

Los saris son el color de la India 24 (2011). Quwwat al-Islam y Qutb Minar II.

 


La mezquita se construyó sobre un templo hinduista y aprovechó columnas y restos de otros antiguos templos. Cuando el revoco que cubría las columnas se desprendió quedaron al descubierto los adornos de las columnas del templo anterior. Así me lo mostró mi tío al acercarnos a una de ellas. Causaba cierta extrañeza observar esos perfiles de otra religión en una mezquita. Paseamos por las galerías para hacernos una idea del patio y de la configuración general de la construcción religiosa. Los arquitectos y calígrafos fueron turcos y persas. Los picapedreros y artesanos, locales.

Fuera del muro perimetral, en su esquina suroriental, se construyó el Qutb Minar, la grandiosa torre de la victoria que dominaba el panorama general del conjunto. Era una torre cilíndrica en cinco cuerpos que alcanzaba 72 metros. En la base su diámetro era de 15 metros. Progresivamente disminuía. Era de mampostería revestida de arenisca con añadidos posteriores de mármol blanco. Estaba decorada con inscripciones caligráficas. Estaba ligeramente torcida. Cedieron los cimentos y se cerró al público la posibilidad de ascender a lo más alto. La maharani Tara Devi, una hermosa mujer checa que fue esposa del maharajá Jagatjit Singh de Kapurthala, se arrojó desde lo alto a principios del siglo XX.

En el siglo XIII, las dimensiones de la mezquita eran insuficientes, por lo que Iltutmish decidió ampliarla y triplicó su espacio. Alá al-Din Jalyi, fundador de la segunda dinastía del Sultanato, que lleva su nombre, la amplió nuevamente y construyó el Alai Minar y la Alai Darwaza, el pórtico cubierto con cúpula. Ese segundo alminar hubiera sido el doble de alto que el Qutb, pero a la muerte de Jalyi se abandonó el proyecto y se dejó en el estado que observábamos.

0 comentarios:

Publicar un comentario