Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

Por el corazón de la via Franciigena 44 (2014). Hacia los Uffici...con Cosme I.

 


Al servicio de León X, Giovanni Lorenzo de Medici, sirvió su sobrino, Giovanni de las Bandas Negras, el último gran condotieri. La caballería pesada pasaba a la historia ante la eficacia de las armas de artillería. Giovanni añadió a su insignia las bandas negras de su apelativo y el de su escuadra de mercenarios a la muerte de su protector y como signo de luto.

Lo contemplamos en su estatua junto a la fachada principal de la iglesia. A los doce años cometió su primer asesinato y a los dieciocho ya había ganado la gloria. También está en la fachada de los Uffici. No cabe duda que fue un hombre admirado. Hacia la estatua ecuestre de su hijo nos dirigimos.

Cosme I se encuentra encaramado a su caballo a un costado del palacio de la Signoria. Gobernó con mano dura. Fue elegido para encabezar la República tras el asesinato del títere Alejandro y acabó eliminándola. Debía estar sometido a las instituciones, el Senado y el Consejo de los Doscientos, pero acabó como duque y soberano absoluto. Los tiempos imprimían esa forma de gobernar.

Desde esa posición en el pedestal no se intuye la lucha que mantuvo con quienes trataron de reinstaurar la República. Los Strozzi (habrá que visitar su palacio y su capilla) intentaron derrocarle en 1537.

El príncipe no era muy aficionado al arte, pero intuyó su valor como instrumento político, por lo que impulsó el embellecimiento de la ciudad a su mayor gloria. Nombró a Vasari como una especie de ministro de bellas artes y con su influencia y asesoramiento decoró el palacio Viejo, fundó la Academia y ordenó la construcción del complejo de los Uffici. A él nos dirigimos.


0 comentarios:

Publicar un comentario