Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

Por el corazón de la via Francigena 53 (2014). Un paseo hacia la bistecca alla fiorentina.


 

Via Cavour es una gran calle. Comunica piazza della Liberta con la Catedral. El héroe de la Unificación Italiana lo merece.

Es una calle repleta de hoteles, limitada al tráfico. Acoge el Chiostro dello Scalzo, San Marcos y, casi al final, el palacio Medici-Riccardi, con los frescos de La cabalgata de los Reyes Magos, de Benozzo Gozzoli. Suficiente para merecer toda nuestra atención.

La calle no goza de los predicamentos de Carlos. Quizá porque es más partidario de una calle más estrecha y tranquila, con un ambiente más joven y universitario, repleta de bares y gozosa animación. Esa es via San Gallo.

El hotel está a un paso del Tribunal de Apelación y de la sede de la Abogacía del Estado, muy jurídico el entorno. Varias calles conducen al centro en pocos minutos. Una ventaja.

La prolongación de San Gallo es via Ginori. Varios palacios, unas estancias universitarias y los rectángulos de madera que invaden la calzada (el tráfico es mínimo) y que sirven de terrazas, son las mejores atracciones hacia San Lorenzo, de regreso al hotel con las piernas machacadas y un botín de imágenes y sensaciones.

La competencia entre los ganchos de los restaurantes es dura. Pugnan por el turista (los estudiantes estables o temporales no entran entre sus objetivos) y al final nos convencen con un menú de 24 euros que incluye una de las delicias culinarias ineludibles: bistecca alla fiorentina.

La bistecca es un chuletón de añojo de cierto grosor y un hueso al costado. Poco hecho, a la brasa, con sal y pimienta recién molida. "Carne de ganado que haya trabajado en el campo, pero con el peso apoyado en la grupa, no en el cuello", aconsejan en la Condé Nast.

El chuletón sería suficiente para acallar la gula, pero el menú incluye unos antipasti a base de fiambres toscanos -jamón, salchichón y un paté de hígado- y el acompañamiento de patatas, pimientos y una frasca de vino. Preveo noche toledana.


0 comentarios:

Publicar un comentario