Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

Por el corazón de la via Francigena 49 (2014). Palacio Pitti

 


Brunelleschi vuelve a aparecer en forma de sillares almohadillados. Su proyecto, tras su muerte, fue esencialmente respetado. Quizá nunca pensó en alumbrar un palacio de tan grandes proporciones.

Hemos continuado por vía Guicciardini, un hábil político que fue durante un tiempo embajador en España, hasta la plaza Pitti. La ligera cuesta hasta el palacio está repleta de gente que ha decidido descansar y tomar el sol de la tarde, bastante generoso.

Luca Pitti, mercader de gran fortuna, quiso demostrar su poder con un palacio acorde a su riqueza y que rebasara al Medici-Riccardi. Pero, a su muerte, en 1472, las obras fueron paralizadas y su familia fue a la bancarrota. Quizá también influyó en ello la muerte de su aliado Cosme el Viejo.

Leonor de Toledo, esposa de Cosme I, compró el palacio en 1549 y reanudó las obras. Desde entonces, fue la residencia de los Medici y de los gobernantes posteriores de la ciudad, los Lorena o Napoleón. También fue la residencia de los Saboya entre 1865 y 1871, tiempo en que Florencia fue la primera capital de la Italia unificada. En 1919 pasó al estado italiano.

0 comentarios:

Publicar un comentario