Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

Por el corazón de la via Francigena 26 (2014). Siena. Un alto en el camino.

 


Medir los tiempos es esencial para no griparse y mantener el placer del viaje. Amortiguar el cansancio con una parada, sentarse a tomar una cerveza, compartir un pitillo, aunque sea Carlos el único que fuma, reponer líquidos y sales con una Coca-Cola y unas patatas fritas o desconectar del arte para introducir una conversación intrascendente, son formas de relajar la mañana. Las diferentes perspectivas son enriquecedoras y salvadoras de la convivencia.

Carlos es de subir torres, yo de visitar iglesias, él es de desviarse moderadamente, a mí me cuesta mantener el rumbo, él abarca moderadamente, racionalmente, y combate mis planteamientos desenfrenados e ilógicos. Salva mis piernas más que las suyas, que aún son jóvenes. Nos compenetramos bien después de haber viajado por cuatro continentes. Australia está en lista de espera.

Después de la lluvia de imágenes desde la torre y de las salas del palacio se impone una breve pausa para retomar el ambiente de la plaza del Campo. Ya no estamos solos y las imágenes costumbristas han cambiado. La sombra del palacio ha avanzado y los que desean sentarse al sol han subido hacia las terrazas. Muchos padres con niños.

0 comentarios:

Publicar un comentario