Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

Dos peregrinos en tiempo de pandemia 27 (camino Inglés). Miño y las Marinas Coruñesas.

 


Miño, que hasta 1919 se denominó Castro, derivaría de un antiguo hidrónimo –terminó que leo por primera vez en la referencia de Wikipedia- que significaría caminar o ir. Mis notas fallan, tengo que completarlas con las fotos, los recuerdos e Internet. Las imágenes y las sensaciones siguen ahí. Los nombres se han descabalgado o borrado. Trato de rescatarlos y asociarlos con esos recuerdos.

Paramos en la oficina de turismo, nos sellaron las cartillas y nos dieron consejo. Lo que veríamos era parte de la ría de Betanzos, las Mariñas Coruñesas. La playa Grande era el destino de los ríos Baxoi y Xarío. El río Lambre desembocaba en Ponte do Porco, que limitaba con el municipio de Paderne.

Continuamos nuestra andadura, alcanzamos las vías del tren, las cruzamos por un puente y nos regaló la vista una playa. O puede que nos engañara la bajamar y la arena que contemplamos fuera sólo el resultado de ese fenómeno. La bruma no nos impidió ver los bloques de viviendas al otro lado. Era la expresión de la especulación que asestó un golpe a las casas tradicionales para que se inundara el monte con segundas viviendas para turistas. Los excesos y la corrupción saltaban a la vista. La orilla por la que caminamos aún conservaba su encanto. Por supuesto, la playa estaba casi desierta, salvo un par de paseantes y unos pescadores con caña.

Allí vagueaban las embarcaciones de recreo al son que marcaba la corriente y las mareas. El agua brillaba plateada. No dejaba de moverse. Alguna barca estaba boca abajo y hasta una había sido devorada por la maleza.

Tenemos la duda sobre Ponte do Porco. El camino parecía conducirse allí y, efectivamente, un porco sustentaba una cruz bastante historiada. Era el emblema de los Andrade. Era uno de los puentes construidos por Fernán, del que ya hablé durante nuestra visita a Pontedeume. El puente de hormigón que se adivinaba al fondo no podía ser el que daba nombre a la población.

0 comentarios:

Publicar un comentario