Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

Dos peregrinos en tiempo de pandemia 9 (Camino Inglés). Algunas curiosidades del Camino Inglés.

 


Galicia es un aleph, un puente de observación

y vida hacia el que lentamente fluye el universo

 y allí se queda, empapado

por una atmósfera sin tiempo

como la de aquellas mastabas egipcias

donde hasta un grano de trigo

mantenía su poder genésico

por encima de las eras y los diluvios.

De Gárgoris y Habidis. Fernando Sánchez Dragó.

 


Elegimos el Camino Inglés para evitar aglomeraciones. Mi amigo Juan lo había hecho dos años antes sin apreturas. Este año de pandemia obligaba a ser prudentes y renunciar a una parte del atractivo del Camino: el contacto social.

El Camino Inglés canalizó la devoción peregrina de los cristianos del norte de Europa, especialmente de los ingleses. También de irlandeses, escandinavos o flamencos. Los dos puertos principales a donde arribaban eran La Coruña y Ferrol, que dieron lugar a dos rutas de este Camino. Otros puertos que cumplían la misma función fueron Viveiro y Ribadeo.

En varios folletos establecían el inicio de su actividad cuando un grupo de cruzados se dirigieron a Tierra Santa en 1.147. La peregrinación a Jerusalén era larga y peligrosa y ofrecía diversas rutas. La más lógica hubiera sido prolongar por mar la escala en Galicia siguiendo la costa de Portugal, cruzar el estrecho de Gibraltar y proseguir por el Mediterráneo, pero el mar estaba infectado de piratas musulmanes.

0 comentarios:

Publicar un comentario