Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

Dos peregrinos en tiempo de pandemia 12 (Camino Inglés). Hermosura desplegada para empapar el alma.

 

Remontamos la cuesta que nos separaba de la carretera e iniciamos el camino. Un primer tramo nos condujo por Neda y Fene, el mar a la derecha, las grúas de los astilleros de Navantia, el Instituto Concepción Arenal, casas de colores pálidos por el desvanecimiento de la luz del cielo. Avanzamos charlando, entretenidos en nuestro diálogo y sin hacer demasiado caso al pueblo junto a la carretera. En Fene nos internamos por un camino secundario. El urbanismo mutó a casas de campo y huertas. Perros y gatos saludaban taciturnamente.

Parroquias y concejos, As Foxas, Fene, Perlio, las casas diseminadas como islas en los prados, bosques que eran paréntesis de verticalidad entre los núcleos de escasas viviendas agrupadas, verdor lujuriante. En el horizonte, en las colinas y montañas, la niebla fina como una seda transparente. Ausencia de ruidos, de sonidos asociados con la ciudad. El viento rozaba las hojas para una melodía relajante.

Una pareja de italianos nos adelantó. El llevaba un vistoso banderín con la enseña de su país. Llevaba un ritmo fuerte y decidido. Ella, de pelo rojo intenso, mostraba su calzado de trekking como dos orejas a los lados de una pesada mochila. Iba unos metros por detrás de él. Parecía como si no quisieran disfrutar de la compañía el uno del otro. Fueron nuestros únicos compañeros de ruta durante bastante tiempo.

Escribió Rosalía de Castro que “amores y placeres son mentira/si tienes seca el alma”. Toda aquella hermosura desplegada a nuestro paso sería inútil si no tuviéramos engrasada el alma para el disfrute. Y uno de los factores indudables para la verdad del disfrute era la buena sintonía con el compañero de viaje. Compartir nuestras experiencias abrigaba la armonía, la complicidad, que aquellas masas verdes fueran algo más que vegetación, que fueran espíritus benevolentes que cuidaran de nosotros, que nos trasladaran su magia como se comparte con un ser querido.


0 comentarios:

Publicar un comentario