Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

El blanco y tenue sortilegio del sol japonés 66. El Templo del Agua Pura y la leyenda de Enchin.


El taxi nos dejó en una concurrida calle peatonal que ascendía hacia el monte. Lo que debería ser un camino procesional de purificación hacia el templo era una sucesión de tiendas. Los turistas se paraban en la calle y dificultaban el avance.
Cuenta la leyenda que el Templo del Agua Pura, que sería la traducción de su nombre, fue fundado por el monje Enchin allá por el año 798. El monje tuvo una visión y soñó con un torrente dorado que fluía desde la montaña hasta el río Yodogawa. Cuando acudió al lugar encontró a un anciano, Gyoei, sentado sobre un tronco. Durante los últimos doscientos años se había dedicado a invocar a Kannon, dios de la Misericordia, divinidad de once caras y mil brazos. Le propuso que ocupara su lugar para poder iniciar una peregrinación. También le contó que el tronco sobre el que estaba sentado sería idóneo para componer una imagen de la divinidad. Pasó el tiempo y el anciano no regresó. Enchin ascendió la colina cercana y encontró unas sandalias, lo que le convenció de que el anciano era el propio Kannon que había regresado al cielo.
Pasaron veinte años sin que Enchin pudiera transformar el tronco en la imagen de la divinidad, como le había aconsejado el anciano. Hasta que un día se encontró con el guerrero Tamuramaro, quien trataba de cazar un venado en el bosque para su esposa embarazada. Este animal era propicio para los nacimientos. Al comprobar la devoción del anciano, decidió desmantelar su casa y reensamblarla para la divinidad junto a una cascada. Con la ayuda del guerrero talló la imagen, que colocó en el interior del templo.
El guerrero partió hacia el norte para luchar contra los enemigos del emperador, a los que sometió. Por ello, fue recompensado con un palacio en Nagaoka, que también donó al templo. La generosidad de Tamura fue recompensada con una estatua en una de las construcciones del patio intermedio.

0 comentarios:

Publicar un comentario