Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

El blanco y tenue sortilegio del sol japonés 57. Arte occidental.



En el jardín exponían varias obras del escultor francés Rodin: El pensador, Los burgueses de Calais, La puerta del infierno y alguna otra menos conocida. En el interior mostraban una estatua de Balzac y otras igualmente valiosas.
La exhibición de estas piezas estaba relacionada con el origen del museo: la colección Matsukata. Este coleccionista era hijo de un primer ministro que decidió enviarle a estudiar a Harvard y luego a París. Allí entró en contacto con Rodin y los impresionistas y postimpresionistas. Parte de la colección acumulada entre finales de la década de 1910 y el inicio de la de 1920 tuvo que venderla para hacer frente a las deudas generadas por la bancarrota de las empresas familiares. El resto quedó en París a cargo de una persona de su confianza. Al terminar la Segunda Guerra Mundial la colección fue incautada por el gobierno francés. En las condiciones de rendición de Japón se establecía que la colección pasaba a Francia y que los japoneses renunciaban a reivindicarla. Tras muchas gestiones, acordaron la devolución.

El edificio era un funcional y vanguardista cubo gris sobre pilotes diseñado por Le Corbousier, con el que colaboraron tres de sus discípulos japoneses. El interior seguía el diseño de una espiral cuadrada. El recuerdo del arquitecto se mostraba en una sala dedicada a su obra.
La colección abarcaba desde obras del Trecento hasta pintura del siglo XX. Exhibían pintura italiana, francesa, holandesa, un Greco, obras de Andrea del Sarto, de Latour, Rubens, Tiépolo, Mengs, Tintoretto, Veronés… y los impresionistas y postimpresionistas que conformaban el núcleo esencial. Una sala estaba dedicada exclusivamente a Monet. También había obras de vanguardia de Picasso, Miró, Pollock y otros artistas recientes. Durante décadas los grandes fondos japoneses habían invertido en arte europeo y americano y habían acaparado obras que se habían disparado en su cotización. Quizá parte de las obras que vimos eran cesiones de esos fondos.

0 comentarios:

Publicar un comentario