Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

El blanco y tenue sortilegio del sol japonés 49. Roppongi, para diversión de extranjeros.


No estuvimos demasiado tiempo en el barrio de Roppongi. Nuestra visita fue casi intrascendente en el viaje, aunque merecía una vuelta por sus calles.
Al salir del metro nos encontramos con un gran despliegue de rascacielos iluminados, algunos de ellos profundamente atractivos. Roppongi era zona de diversión, de restaurantes, de galerías y tiendas, de arte, de marcha nocturna para extranjeros. Conservaba aún un par de jardines que lo oxigenaban, algún templo que no era imprescindible y el ajetreo típico de toda zona de Tokio que se preciara de figurar en las guías.
Era también el barrio de las embajadas. La de España se encontraba allí, en el sector 1. Por el día se poblaba de oficinistas y directivos, de trabajadores camino de su oficina, de movimiento, de la dinámica que ya habíamos comprobado en otras zonas.

Nos habían aconsejado ir a Midtown y a Roppongi Hills. En Midtown estaba Fuji Film Square y un manojo de torres de acero y cristal. Roppongi Hills era otro complejo con centros comerciales, oficinas y todo lo necesario para los habitantes temporales. También, la torre Tokyo City View y su magnífico observatorio desde donde se abarcaba una zona amplia de la ciudad. El museo Mori se ubicaba a 238 metros.
En la Breve historia de la civilización japonesa se alababa este complejo:
“Ninguna otra ciudad puede preciarse de albergar nada que iguale, por sus dimensiones y ambiciones, al gigantesco complejo Roppongi Hills, inaugurado en 2003 y que contiene unas 700 tiendas y boutiques, un hotel Grand Hyatt, apartamentos de lujo, la sala de cine más grande de Tokio, unos 68.000 árboles y plantas, y un museo tan global en lo que respecta a la procedencia de las obras que exhibe como falto de criterio en los gustos”. Y acababa afirmando: “Roppongi Hills es, entre otras cosas, una expresión de optimismo ante el futuro”.
Era el máximo exponente del Japón que salía de la recesión y expresaba su poderío en vertical.

0 comentarios:

Publicar un comentario