Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

El blanco y tenue sortilegio dl sol japonés 50. Roppongi II.



Pasamos ante Asahi TV, los creadores de Pokemon, que estaba por todas partes, para regocijo de sus fans más jóvenes. Había cierto revuelo de chicas jóvenes, adolescentes, quizá por algún concurso de la televisión.
Asahi y sus creaciones nos recordó nuestros años mozos. Desde finales de los 70, los dibujos animados japoneses fueron desplazando a los americanos. Quién no recuerda los primeros, Heidi o Marco, o los más avanzados, como Matzinger Z. Después llegaron Oliver y Benji, famosos jugadores de fútbol que corrían un tanto patizambos y con los brazos en una posición artificial, sus gestos dislocados, los diálogos simples que alcanzaban a un público infantil o juvenil. Son parte de nuestro pasado.

Desde entonces, el mundo manga había evolucionado y había seguido creando iconos para los más jóvenes. Esos héroes nuevos eran imitados por sus seguidores, creaban tendencias, moda, comportamientos. Habíamos convivido con ellos en las calles de Tokio.
Nos sentamos en una terraza junto a un amplio jardín. Sobre el estanque, los jóvenes charlaban animadamente.
Dimos una vuelta por las callejuelas y comprobamos que había otro mundo de pequeñas tiendas y restaurantes, también de gama alta, que daban un poco el contrapunto a tanta altura. Y un bar español, El amor de Gaudí, con una bandera en la puerta para que fuera fácilmente identificable.
Las calles principales nos devolvieron a la luz y la publicidad.
Nos provocó cierta curiosidad un numeroso grupo de personas que iban vestidos con kimono. Probablemente acudían a algún festival veraniego o algún festejo propio de la zona.



0 comentarios:

Publicar un comentario