Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

Yo me quedo en casa 41. De pelusas y el valor de su desaparición.


Museo de Artes Decorativas. Madrid.

Las pelusas son mis más fieles compañeras de confinamiento. Les he otorgado el estatuto de refugiadas y se han distribuido con cariño por toda la casa. Deben ser muy promiscuas porque se han reproducido salvajemente.
Nuestro pacto era que se mantuvieran pegadas a la pared. Se han tomado confianzas y ahora se exhiben sin pulcritud en medio del pasillo o del salón. Me he visto obligado a restablecer el orden natural sacando el aspirador. Aún recordaba cómo funcionaba.
Desde que se impuso el estado de alarma he mejorado enormemente mi técnica de barrer, perfeccionada en mis años mozos durante el servicio militar. Ya no me produce codo de tenista. Además, mientras barro dejo vagar mi mente, algo muy productivo. También cuando friego el suelo. He descubierto que el de la cocina es muy agradecido y vuelve a brillar como cuando lo instalaron. Enriquezco el agua con un par de tapones de un líquido de un recipiente verde que da un aroma excelente y reduce mi capacidad de estornudo. Soy alérgico al polvo y los ácaros. Me estoy convirtiendo en un alquimista.
La información que se filtra por todas partes, como el polvo, es bastante contradictoria en cuanto a la pervivencia del virus sobre la ropa y las diversas superficies. Según unos, muere después de horas. Según otros, resiste días. En lo que todos coinciden es en que hay que extremar la higiene, tanto corporal como de la casa. Lo que no hago es dejar el calzado fuera (uno de mis vecinos deja el carrito de la compra en la entrada) o lavar toda la ropa a 60° tras salir al supermercado. Confío en no estar equivocado.
En estas meditaciones me doy cuenta de que muchas cosas sólo las valoramos cuando desaparecen. La limpieza está ahí y la doy por hecha. Sin embargo, si no hay nadie que la realice la casa se convierte en una auténtica pocilga. Como no viene la asistenta, sus desvelos han pasado a ser competencia mía.
Ahora soy consciente del trabajo que realiza.

0 comentarios:

Publicar un comentario