Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

Yo me quedo en casa 15. Vídeollamada por los suelos.



Me conecto con mis amigos Silvia y Juan por vídeollamada de whatsapp. Ni Juan ni yo estamos acostumbrados a utilizar esa función así que él pregunta a Sandra, su hija, y yo lo miro en Internet. Somos un poco fósiles tecnológicos.
Juan me mandó un mensaje de auxilio porque su espalda se resentía con el teletrabajo, especialmente, las lumbares. Le he mandado unas tablas de ejercicios, pero hemos quedado en hablar a las seis de la tarde.
Mi amigo es una persona muy activa. Es quien nos moviliza para acudir al teatro, quien organiza los viajes de fin de semana, quien nos agrupa para una cena o una visita especial. De todo ello nos aprovechamos el resto del equipo. Es una mezcla entre agencia de viajes tradicional, central de reservas, guía del ocio, acompañante del grupo en paquete vacacional y conseguidor de todo tipo de eventos. Como dice Silvia, a Juan no se le caerá la casa encima. Por eso entiendo el drama que está viviendo con el confinamiento. Menos mal que están Silvia y Sandra.
Me ha encantado verles en la pantalla del móvil, recuperar una parte del trato, del contacto con otros seres humanos, enormemente vitales y divertidos, de verles el rostro. Hemos acabado descojonados de risa y por los suelos. Porque para hacer una parte de los ejercicios nos hemos tenido que tirar al suelo y buscar la posición más adecuada.
-Venga, Juan, a ver cómo lo haces- le decía-. El brazo extendido y formando ángulo recto con el cuerpo.
Yo ejecutaba los movimientos con una mano en el móvil que recorría mi cuerpo para mostrar las posiciones. La hilaridad crecía porque parecía un subproducto de peli porno casera con un efecto a lo Valerio Lazarov. No estoy acostumbrado a mover la cámara despacio, con parsimonia y buenos primeros planos. En un taller de cinematografía me hubieran mandado a casa por inútil. Yo siempre he sido más de fotos.
He multiplicado las llamadas de teléfono para mantener el contacto social y conservar los sentimientos. Ver a mis amigos y a mi familia a través de estos inventos de la ciencia me recuerda cuando estás de viaje y necesitas hablar con los tuyos. Es esencial.

0 comentarios:

Publicar un comentario