Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

Una saga islandesa en autocaravana 57. Djúpivogur


Djúpivogur estaba en el extremo sur del fiordo Berufjördur. Desde esa población se tomaba el ferry hacia la Isla de los Frailes, Papey, que estuvo habitada por los frailes irlandeses antes de la llegada de los vikingos. Era la única habitada de ese rosario de islas cercanas a la costa. Servían como refugio de aves. En otros tiempos, a esas islas llevaban las ovejas en barcazas para que pastaran. Algunas desaparecían y esas pérdidas se atribuían al monstruo de Skrúdur.
Atravesamos el pueblo y continuamos hacia el puerto, activo desde el siglo XVI, cuando los comerciantes alemanes desembarcaban sus mercancías para venderlas. Desde allí contemplamos el fiordo, largo y estrecho. En un extremo estaba un grupo escultórico peculiar formado por 34 huevos que representaban a 34 especies de aves locales. Se denominaba Eggin í Gledivik. Bajamos del coche y paseamos. El pequeño faro naranja rompía la monotonía marrón de las rocas.
Djúpivogur era miembro de las denominadas ciudades lentas, cittyslow. También sufrió el ataque de los piratas turcos de 1627.

0 comentarios:

Publicar un comentario