Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

Una saga islandesa en autocaravana 58. Fiordos del este.


Rodeamos completamente el fiordo Berufjördur con sus altos acantilados. Las cimas se ocultaban tras densas nubes algodonosas. En esos abrigos rocosos habitaban muchas aves.
Desde lo más profundo del fiordo salía la carretera 939 que, por el paso de Oxi, llegaba directamente a Egilstadir. Anunciaban en la guía que este atajo era peligroso y lo desaconsejaban. Además, te perdías la belleza de bordear los fiordos. Pasamos Breidalsvík y Stödavardfjördur, que ofrecía un curioso museo que exhibía la colección de rocas y minerales de Petra Sveinsdóttir.

El siguiente fiordo, Fáskrúdsfjördur, se asociaba con los pescadores franceses que faenaron en busca del bacalao entre el siglo XVI y 1914. Desde la Primera Guerra Mundial la presencia francesa decreció hasta su completa desaparición con la Depresión de los años 30. Aquí se construyó por parte del gobierno francés un hospital para dar servicio a los marineros de la estación pesquera que tuvieron que sufrir una dura vida. El mar islandés se cobró 400 barcos y unos 5.000 hombres de las tripulaciones francesas. Los edificios del hospital se habían reconvertido en un hotel y un museo. Las calles conservan los nombres en los dos idiomas. La población también sufrió el ataque de los piratas turcos de 1627.

0 comentarios:

Publicar un comentario