Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

Una saga islandesa en autocaravana 53. La laguna glaciar de Jokullsárlón.


Poco después estábamos en Jökullsárlón, otra de las visitas imprescindibles. Aunque hubiéramos querido seguir el consejo de la pareja vasca del camping de Vík no hubiéramos podido: los recorridos organizados para navegar por la laguna ya habían recogido las embarcaciones.
La diferencia de tamaño de la laguna y los icebergs era sensible. El frente del glaciar Breidamerkurjökull era enorme. Para contemplarlo mejor subimos a una colina. Desde lo alto de ella se divisaba también el canal que comunicaba la laguna con el mar y que era por donde desaguaban algunos de aquellos gigantes de hielo.
El perímetro era bastante amplio para recorrerlo a pie. Por eso fuimos hasta los montículos que estaban pegados a la carretera. Allí se encontraban varios icebergs curiosos y contemplamos la combinación de elementos.
Observar el paso de los icebergs hacia el mar tenía premio: las focas. Estos graciosos animales pasaban entre nosotros, se sumergían, se acercaban a los bloques de hielo. En la playa quedaban algunos de esos bloques, ya reducidos de tamaño, que habían sido traídos por las olas.

0 comentarios:

Publicar un comentario