Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

La Palma (2005). El mar se dejó seducir por los barrancos 33. Volcán Teneguía II



Las instalaciones del Centro son interesantes y transmiten un misterio científico. Aprendemos que un adecuado control de la actividad sísmica permite detectar las erupciones y tomar las medidas que salvarán muchas vidas y medios.

Fuera nos espera un paisaje lunar, aparentemente inerte, aunque muy rico para la agricultura. La superficie ganada al mar por la solidificación de las lavas es muy fértil y lo cubren las plataneras. La composición es igual que la de la Caldera. Este extremo sur tiene algo de afligido.

Lavas, cenizas, lapilli y piedra pómez suenan bajo las suelas de los zapatos. Unas rocas de aristas peligrosas como lanzas geológicas cargan contra el viento en los recodos del trazado hacia un profundo cráter. En su interior, la vegetación es una barbita de puntos verdes a expensas de la voracidad de la montaña.

Junto al mar, los plásticos y las casas. Creo que no podríamos vivir con la destrucción adormecida a nuestras espaldas.


0 comentarios:

Publicar un comentario