Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

La Palma (2005). El mar se dejó seducir por los barrancos 6. Santa Cruz III.



La calle es activa en comercio. En una librería le echo el ojo a un libro de La Palma, “La isla que emergió del mar”, que compraré a la vuelta. No quiero ir cargado todo el tiempo.


Cruzo la Avenida del Puente, las obras, me asomo al Teatro Chico y continúo por Anselmo Pérez Brito. En otra plaza homenajean a los cantantes populares, a los múltiples grupos, como Los Sabandeños, que proliferan para salvar la canción tradicional canaria.


En la siguiente plaza del casco antiguo paro a tomar un refresco. No tengo suerte. Me dan mucha envidia los extranjeros que se resguardan del sol sentados bajo las sombrillas. Ellos no tienen que cumplir objetivos o tienen más tiempo. Desde ese emplazamiento observan la bajada de la calle y las vistosas ventanas de las casas de tonos claros. La rosa y la amarilla no tienen desperdicio. El sonido de la fuente relaja mucho.

Voy a seguir ganándome la complicidad de la ciudad.

0 comentarios:

Publicar un comentario