Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

La Palma (2005). El mar se dejó seducir por los barrancos 5. Santa Cruz II.



Ni siquiera los turistas del crucero que ha atracado esta mañana en el puerto pueden arrinconar la calma. El que la conserva sin inmutarse es el cura de la estatua, Manuel Díaz. Detrás, la Iglesia del Salvador. Entre el pórtico y la torre, de sillares oscuros por la lava, el cuerpo blanco. El blanco se prolonga en las columnas del interior. Pero lo más espectacular es el techo mudéjar. Me entretengo entre las tallas.


La esquina de la plaza triangular más cercana al Ayuntamiento la habita con su balcón acristalado la Universidad. En el ángulo interior, la fuente.


Me introduzco en la sede de una naviera. No me importaría trabajar en este patio tan típico, tan castellano y al tiempo tan insular. Como nadie me lo impide me cuelo y camino como un cliente necesitado de asesoramiento. Son bastante confiados porque han dejado abierta la caja fuerte de hace más de un siglo y unas puertas decoradas graciosamente. Podría consultar sus archivos.



0 comentarios:

Publicar un comentario