Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

La Palma (2005). El mar se dejó seducir por los barrancos 4. Santa Cruz I.



La ciudad es de calles estrechas y empinadas. Se arquean unas y se retuercen otras. Conducir por ellas es cuestión de paciencia y concentración. Bajo hasta la Avenida Marítima para aparcar. Inicio el descubrimiento de la ciudad. Hace demasiados años que estuve un suspiro por sus calles. No recuerdo nada.


El eje principal es la Calle Real, O’Daly, que agrupa la historia hecha fachadas. Al peatonalizarla la han devuelto al ciudadano de a pie, al paseo, a la observación lenta de quien se acerca hasta ella. Las portadas en piedra se asoman con gesto aristocrático y una elegancia suprema. Un cartel explica las bondades de la Casa Salazar, la que resume las bondades de las demás.

Un ensanche marca la Plaza de España. El Ayuntamiento es el edificio de dos cuerpos con los cuatro arcos a través de los que se accede a la escalera y a las salas nobles. A su costado, una callejuela conecta con la paralela, que sigue una estructura de casas coloniales preciosas. Los relieves del buen y mal gobierno compiten por llamar la atención en la fachada. En el interior contemplo “La romería”, los murales con escenas cotidianas del campo.


0 comentarios:

Publicar un comentario