Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

La Palma (2005) El mar se dejó seducir por los barrancos 13. Los Nacientes de Marcos y Cordero II.



El polvo y la arena lo impregnan todo. Bromeamos con la señalización ausente y el bacheado financiado por la Unión Europea. La próxima vez ascenderemos con el servicio de taxis y terminaremos la excursión en Los Tilos, como ya nos han aconsejado varios paisanos.

La vegetación es exuberante: helechos, matorral, árboles que se agarran de forma inverosímil. Todos tienen su particular forma de saludar: golpeando con sus ramas la chapa del coche. La radio no sintoniza, con lo que es el acompañamiento impuesto por la zona ausente de cobertura. El móvil se conecta y desconecta a la red en cada curva.


Parece que no vas a llegar nunca. Hemos hecho los doce kilómetros en primera. El coche lleva un calentón fino. Arriba, mucho coche, mucha camioneta y cuatro por cuatro. La tendencia es a regresar. Los únicos que iniciamos la excursión somos nosotros. Si a eso le unimos que hemos salido sin comida y con la ilusión de poder comprarla por el camino, con almendras y caramelos -los de Eva- y sin linterna, la verdad es que somos unos inconscientes.

0 comentarios:

Publicar un comentario