Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

La Palma (2005). El mar se dejó seducir por los barrancos 12. Los Nacientes de Marcos y Cordero I.



Las nubes dosifican el sol que ilumina los ambientes. A lo largo del día se alterna la solana con la sombra, la panza de burro con la retirada absoluta.

Cerca de Sauces nos hemos desviado dirección Nacientes. Hablar de fuerte pendiente no es ninguna sorpresa. El llano sí que es casi imposible. Atravesamos un pueblo serrano en que la iglesia es el mejor mirador de la zona. Vistas divinas, sin lugar a dudas. La mirada de las deidades nunca puede agotarse en algo zafio. Si cuidarlas otorgara el privilegio de compartir el paisaje nos plantearíamos situarnos a su lado y hacernos ermitaños.


La carretera se convierte pronto en pista forestal, en arena y baches. El paso de los vehículos va arrancando la tierra y deja unas cicatrices profundas y peligrosas para los bajos del coche. Toni, mi hermano, va sufriendo por esta razón. Necesita concentración para dominar las revueltas y requeterrevueltas que trazan el zigzag ascendente. Cruzarse con los que bajan es un numerito impresionante. El año pasado Elsa nos dio una lección de cómo bajar practicando conducción de rally. No me extraña que las islas sean buena cantera de conductores de esta especialidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario