Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

La comarca de los Serranos 10. Titaguas.



Cuando salgo para reanudar el recorrido, el coche está cocido, pero hacia La Yesa amenaza lluvias. Escucho los primeros truenos. Como no estoy seguro de alcanzar Chelva por esas montañas rehago el camino hacia Tuéjar.
Por múltiples lugares aparecen pequeñas ermitas dedicadas a santos y vírgenes que me sugieren antiguos santuarios de divinidades ancestrales. Es como si los santos y las vírgenes fueran reclamados para proteger a las poblaciones, que tanto sufrieron en el pasado con guerras y algaradas, con incursiones, con el hambre y la desidia administrativa. O para garantizar las cosechas y los ganados, que por mucha belleza que acumule el paisaje hay que seguir viviendo de la tierra. También pudiera ser que los del más allá se hayan enamorado de estos pagos.

“Un pueblo accidentado por los contrafuertes meridionales de las sierras de Losilla y el Salinar”, leo en Internet en relación con Titaguas. También, que es un lugar de aguas de carácter curativo, lo que excita mi curiosidad y me obliga a preguntarme si no será consecuencia de las presencias santas y divinas. Es pueblo serrano, rodeado de montañas que fueron refugio de asentamientos iberos y romanos. Más antiguas son las pinturas rupestres del Tío Escribano, que datan de hace 9000 años. Por supuesto, esquemáticas, abstractas, levantinas. Un tesoro.

Me adentro en el pueblo a la hora de la siesta -es festivo- recorro las calles y aparco frente a la iglesia parroquial del Salvador, del siglo XVI, renacentista, reedificada en 1883 y restaurada en 1988. En la torre exhibe un sugerente reloj solar.
Titaguas perteneció administrativamente a Alpuente hasta que en 1729 Felipe V la distinguió con la categoría de villa real. Recorro las calles y observo las casas solariegas que no puedo especificar de qué época son. Y cuando me he alejado un poco de la plaza empieza a llover. Me monto en el coche y continuó la ruta. Salto Tuéjar y enfilo hacia Chelva.

0 comentarios:

Publicar un comentario