Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

El Hierro. Clamor volcánico, tranquilidad infinita 17. Tradición herreña: la casa de las Quinteras.


Foto: El Hierro Travel.

Aprovecho un hueco en las tutorías para escaparme a visitar la Casa de las Quinteras, el centro etnográfico de Valverde que transporta al pasado y la tradición de la isla. Por tres euros es una buena opción.
El museo está ubicado en varias casas acopladas a la pendiente y rodeadas de un pequeño jardín entre las peñas y los muros: una tunera enorme con cochinilla en sus tallos, una higuera con frutos aun verdes, otras plantas que identifico aunque no sé sus nombres.
La casa de la taquilla y la tienda de artesanías es de piedra sin desbastar, oscura, seria. Dentro se venden tejidos hechos a la antigua usanza, cestos, artesanía en madera, adornos y souvenirs. También una pequeña oferta de libros. Me decanto por Recuerdos de un viaje a El Hierro del Fiscal del Tribunal Supremo Juan Maluquer, que visitó la isla en 1904, y Viaje estrambótico Sabinosa, de Jacinto del Rosario, que promete humor y un tono ligero.
Subo por una senda cubierta de piedras talladas de forma rústica y observo la sala de la herrería, con un gran fuelle y los útiles habituales. Al lado, un telar antiguo. En unos paneles se ofrecen explicaciones al visitante. El museo está organizado con cariño.
En las salas superiores exhiben cerámica, artesanía de madera, el proceso textil tradicional, los colorantes naturales y las pinceladas sobre la vida autocrática y sencilla de los habitantes de El Hierro. Cuesta aceptar que la muerte de la señora Fleitas (Doña Emérita) supusiera la desaparición de la cerámica tradicional hasta que fue rescatada hacia 1.985. La forma de tejer también se ha repescado del olvido y se ofrece al visitante con el orgullo de lo que ha resistido el tiempo y ha sido útil a nuestros antepasados. Es una iniciativa estupenda.
Cierro el paréntesis del ocio y regreso al trabajo.

0 comentarios:

Publicar un comentario