Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

Sicilia: Sueños de una isla invadida 43. Siracusa III. Teatro griego.



Nuestra siguiente visita fue al imponente teatro griego. Su aspecto era bastante bueno y estaba bastante completo a pesar de que parte de sus sillares también tomaran el destino de la muralla de Ortigia, en tiempos de Carlos V, que desmanteló la parte superior.
El teatro en Grecia implicaba a todos los ciudadanos. El teatro, especialmente la tragedia, estaba muy relacionado con lo cultural, cívico y político, siempre conectado con los rituales divinos e inspirado en sus mitos y leyendas. Y al dios Dionisos. Implicaba a todos los ciudadanos. No era algo esporádico y atípico pues lo habitual era que se celebraran dos festivales al año, uno en primavera y otro a finales de invierno.

Evolucionó desde las competiciones corales en honor de los dioses. De esa primera etapa quedó el coro como elemento recurrente en las tragedias. Simbolizaba la voz del pueblo.
Los actores eran siempre hombres, habitualmente tres. Llevaban máscaras, lo que obligaba a que determinados gestos de la cara tuvieran que ser recitados para que los captara el público.
Había visitado otros anteriormente, como el de Dionisos en Atenas o el de Epidauro, de una excelente acústica. De algún libro extraje las partes más habituales de los mismos: skene, parodos, orchestra, diazoma y theatron. El de Siracusa era enorme, con capacidad para varios miles de personas, para todos los ciudadanos ya que solo acudir los éstos. Quizá acudía algún extranjero o esclavo, pero eso era atípico.
Los arcones designaban a tres poetas para que compitieran. Ciudadanos acomodados financiaban las obras, a modo de productores. En Atenas, se designaban diez jueces, uno por cada tribu, para que presidieran esos festivales. Eso da una idea de la implicación de todos los ciudadanos en estos festivales.

En Dionisos, se iniciaba con una gran procesión con la estatua del dios, que se ponía en un lugar preeminente. También la acompañaban los sacerdotes del dios y los funcionarios del estado. A partir del siglo V, también participaban los jóvenes que habían perdido a sus padres en las campañas de ese año, que eran honrados y a quienes se les garantizaba el apoyo económico de la ciudad. También acudían los diez generales. Desde que el tesoro pasó de Delos a Atenas, también se exhibía el tesoro, en barras de metales preciosos. Era un enorme despliegue de orgullo y unidad.
Los poetas eran gente celebrada por la ciudadanía y eran considerados como maestros o profesores del pueblo. Tomaban la temática de los mitos, de los tiempos antiguos, de Homero, del héroe Héracles. Sólo una pequeña parte de esas obras han llegado hasta nosotros.

¿Por qué se desarrolló tanto el teatro en esta época? Quizá por la tensión entre los valores nuevos de la democracia y los antiguos de la religión y los mitos. El teatro ponía en contacto las pautas de reflexión sobre los grandes temas que interesaban a la ciudadanía.
Las gradas miraban hacia el mar y hacia el bosque, ofreciendo una panorámica excepcionalmente hermosa. Nos entusiasmó, a pesar del calor sofocante y el sol asesino. Se remontaba al siglo V a.D. y su arquitecto fue Damacopos, según leí en uno de los múltiples libros que compré en mi primera visita a la isla. Nos fuimos a la parte superior y desde el centro lo contemplamos ampliamente, nos trasladamos al pasado y nos convertimos en espectadores improvisados. Sólo había cuatro locos a esa hora. Nadie nos estorbó en ese rato reflexivo.
Un poco más arriba se encontraba la Grotta del Ninfeo, fuente de agua que alimentaba la zona del teatro.

0 comentarios:

Publicar un comentario