Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

Sicilia: Sueños de una isla invadida 3. Palermo III. Quattro Canti




Entre 1609 y 1620, bajo el mandato del virrey don Juan Manuel Fernández Pacheco, marqués de Villena, siendo rey Felipe III de España, se reestructuró la zona y se remodeló la Piazza Viggliena (que toma su nombre del virrey), confluencia de las calles Maqueda y Vittorio Emmanuelle, Víctor Manuel I. Las fachadas de cada uno de los chaflanes de las esquinas se adornaron con un conjunto barroco de singular belleza.


Cada esquina se asociaba con uno de los cuatro Mandamenti o nuevos barrios creados a finales del siglo XVI con una fuente en la parte inferior que recordaba a cada uno de los cuatro ríos que confluían, desde las montañas de la Conca d’Oro: el Kemonia, el Papireto, el Oreto y el Pannaria. Sus cauces habían sido desviados y domesticados. El primer nivel de cada esquina representaba el orden natural, las cuatro estaciones encuadradas en columnas dóricas. El segundo nivel era el del orden social, con las estatuas de los reyes españoles Carlos I, Felipe II, su hijo Felipe III y su nieto Felipe IV. Las columnas eran jónicas. El tercero, el orden espiritual, con pilastras neoclásicas y las esculturas de las santas patronas de los barrios, Santa Ágata, Santa Cristina, Santa Ninfa y Santa Oliva, coronadas por ángeles y custodiadas por los escudos del rey, la ciudad y el virrey. Una equilibrada simbología.


0 comentarios:

Publicar un comentario