Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

Kirguistán 12. Nestorianos.

Lápida nestoriana de Issyk Kul-Museo de Saint Denis de París: referencia: PHGCOM - self-made, Musee d'Art et d'Histoire de Saint Denis, temporary loan from Musee Guimet., CC BY-SA 4.0, httpscommons.wikimedia.orgwindex.phpcurid=3162879


La Embajada de González de Clavijo se encontró en su viaje con varias tendencias cristianas y dejó constancia de algunos detalles curiosos. Así, en Trapisonda o Trebisonda, mencionan una iglesia y un obispo armenios, comenta los aspectos que les diferenciaban, como el ayuno o la abstinencia en determinados días o el ritual de la misa. Destacó la devoción de los griegos, los ortodoxos, con su diferencia en la consagración, el uso del pan con levadura, que los clérigos se casaran, aunque no lo volvieran a hacer si enviudaban, y los hábitos alimenticios en determinadas épocas del calendario religioso. Sin embargo, no deja constancia de los nestorianos, quizá porque ya habían sido reducidos a una pequeña marginalidad.
Esta doctrina, que propugnaba la consideración de Cristo con dos naturalezas totalmente independientes, la divina y la humana, llegó a extenderse por la práctica totalidad de Asia, desde Siberia, al norte, China, al este, y hasta Indonesia o el sur de la India, Irán, Irak, Arabia o Asia central.

Diócesis de la Iglesia del Este hacia el siglo XIV. Wikimedia Commons.

William Dalrymple en Tras las huellas de Marco Polo, nos deja una descripción de su fundador y algunos de sus rasgos más destacados:
Nestorio fue un arzobispo sirio que vivió en el siglo V y que tenía unos ojos muy hermosos, el pelo rojo y suelto, y unos puntos de vista muy controvertidos sobre la personalidad humana de Jesús. Acusado de dar una excesiva importancia a la humanidad de Cristo, hasta el punto de negar su divinidad, fue apartado de la Iglesia durante el concilio de Efeso el año 431. Le exiliaron al desierto de Libia mientras sus seguidores huían hacia Persia, Jorasán y otros lugares más lejanos. Allí perdieron contacto con otras sectas cristianas, aunque conservaron muchas de las ideas y las prácticas de la Iglesia primitiva que se habían olvidado en todas partes. Al mismo tiempo adoptaron muchas costumbres de los pueblos de Oriente con los que se relacionaron: en Persia, abandonaron el celibato clerical y se autorizaron los matrimonios múltiples; más tarde, bajo la influencia del Islam, tomaron el viernes como día santo y realizaban abluciones antes de entrar en la iglesia. Se convirtieron en una secta exótica y remota, de la cual Kashgar era uno de los centros que a partir del siglo XII se convirtió en sede de un patriarca.
Efectivamente, en el concilio de Efeso del 431 fueron rechazadas sus tesis y condenados como herejes. La Virgen era considerada madre del Cristo humano y madre de Dios. Para salvar el pellejo, Nestorio y sus discípulos tuvieron que emprender su marcha hacia Oriente. Una parte importante de sus sedes episcopales coinciden con la Ruta de la Seda. Tamerlán terminó prácticamente con la denominación Iglesia del Este en el siglo XIV. En el siglo XIII habían empezado una lenta pero constante decadencia.
Su verdadera importancia hasta el siglo XIV nos la detalla también Dalrymple:
Pero la iglesia nestoriana tuvo una influencia importante entre los mongoles. Los misioneros penetraron en las inmensidades de las estepas de Mongolia un siglo antes de que los mongoles iniciaron la conquista de Asia, por lo cual llevaron a los nestorianos consigo. Gengis Kan fue educado por un guardia nestoriano y muchas familias del imperio mongol fueron bautizadas. Probablemente fueron los nestorianos uigures de Sinkiang quienes enseñaron a escribir a los mongoles, y los nestorianos ocupaban la mayor parte de los puestos de relevancia en la corte mongol. Parecía probable que Kublai Kan se convirtiera y que el Asia mongol pasara a ser un imperio cristiano.

Patriarca nestoriano persa. Wikimedia Commons.

Aún quedaban algunos en el norte de Irak y el Kurdistán, donde sufrieron la persecución turca o, en la actualidad, el fundamentalismo islámico. También habían sobrevivido en la India, China, Irán y Estados Unidos en muy pequeños grupos. “A fines del siglo XIX –escribió Dalrymple- se creyó que habían desaparecido en el Lejano Oriente y que sólo sobrevivían con cierta fuerza al este de Turquía. Las masacres que tuvieron lugar en 1917 pusieron el punto final a la secta. Durante el genocidio armenio, los turcos no supieron distinguir entre armenios y nestorianos, y en pocas noches armenios y nestorianos fueron masacrados, algunos de ellos quemados vivos en sus iglesias. Actualmente, los únicos supervivientes conocidos son los que consiguieron escapar por el Kurdistán hacia Irak”.
Su legado histórico y cultural aun perduraba.

0 comentarios:

Publicar un comentario