Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

Por el corazón de la via Francigena 59 (2014). La flor que se convirtió en Duomo.


 

Un ejército sale al paso. Es un ejército de época, con cascos, armadura y lanzas, colorido, de aspecto bonachón y divertido. No tiene intenciones belicosas y menos contra nosotros. Es un regalo completamente inesperado de la mañana.

El ejército camina por las inmediaciones del baptisterio, asediado por una valla y materiales de construcción. Es la huella de los trabajos de mantenimiento. Otro ejército, de turistas, le sustituye en el espacio. Nos unimos a él rumbo a Santa María de la Flor, la catedral de Florencia que simula una flor de tallo formado por las naves y corola articulada en capillas absidiales.


Hemos dado varias vueltas en torno a la gran iglesia de 155 metros de largo y 90 de ancho. Es lujo en mármol. Cada vez hemos descubierto un nuevo detalle. Parte de su decoración ha sido trasladada al museo de la Catedral y sustituido por copias. Queda decidir si prefieres ver la copia en el lugar original o el original desprovisto de su entorno para el que fue diseñado.

El proyecto fue obra de Arnolfo di Cambio, a quien tuvimos el honor de conocer en Siena como colaborador de Giovanni Pisano en el púlpito de la catedral. Tras trabajar en Perusa, Orvieto y Roma decidió aceptar este encargo. Fue uno de los grandes escultores y arquitectos de finales del siglo XIII. Volveremos a disfrutar de su obra en Florencia. Desgraciadamente para él, su proyecto fue alterado y los mayores honores fueron para Brunelleschi, que está enterrado en el interior. Italia producía constantemente genios.


0 comentarios:

Publicar un comentario