Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

Por el corazón de la via Francigena 32 (2014). Siena. El proyecto frustrado de la Catedral Nueva.



La Catedral Nueva fue frustrada por la Peste Negra de 1348. Hubiera sido el mayor templo de la cristiandad. Algo de castigo divino a la prepotencia se puede deducir. Todo se quedó en una fachada y una nave. Cuentan que a consecuencia de una derrota frente a los florentinos éstos cortaron el suministro de agua y se planteó la necesidad de construir un acueducto subterráneo. La alternativa era construir una catedral para mantener la iniciativa cultural de Siena. El consejo votó unánimemente a favor de la catedral. Posteriormente, se realizó el otro proyecto, que alimentó la fuente Gaia.

En ella se ha instalado el museo del Duomo con obras de éste (las esculturas originales de la fachada) y obras de los principales pintores sieneses de los siglos XIV y XV. La acumulación de obras religiosas en nuestra mente hace mella, por lo que mejor concentrarse en una obra y un pintor.



Duccio di Buoninsegna, quien nació hacia el 1255 y murió en 1318-19, fue el iniciador de la Escuela Sienesa que triunfó en el siglo XIV. Leímos que fue multado varias veces por faltas no especificadas, lo que hace pensar que se pudieran deber a sus implicaciones políticas. Su gran obra es la Maestà que se exhibe en este museo. Compárala con la de su discípulo, Simone Martini, en el palacio Público.

-Fue creada para el altar mayor de la catedral e incluso la sacaban en procesión por las calles del burgo.

La Virgen aparece rodeada de santos, representación típica de la época. Su novedad radicaba en que se alejaba de la manera bizantina. En el reverso había escenas de la vida de Cristo que fueron desgajadas y desperdigadas por medio mundo. Una de esas tablas está en el Thyssen de Madrid. Otras obras suyas se encuentran en la Pinacoteca. El Metropolitan pagó por una virgen suya 45 millones de dólares. Al final resultó ser una falsificación del siglo XIX.

Después de tanta pintura salimos al exterior, al Facciatone, la fachada principal de la Catedral Nueva, a su punto más alto, a otro mirador privilegiado. Complementa la visión aérea de la ciudad, permite ver la torre del Mangia y completar nuestro reportaje de fotos con la luz de las dos de la tarde. Han entrado algunas nubes. El campanile, está justo enfrente. Esta última subida nos ha excitado el hambre.


0 comentarios:

Publicar un comentario