Designed by VeeThemes.com | Rediseñando x Gestquest

Delos, la isla sagrada

Cuenta la Eneida (Libro III), de Virgilio, que fue el dios Apolo, el buen dios que empuña el arco, el que decidió atar fuerte a Mícino (Mikonos) y a la enhiesta Gíaro a Delos para que la isla dejara de vagar en torno a costas y playas.
En Delos habían nacido Diana y Apolo. Neptuno era honrado en ella. Y allí llegó Eneas procedente de Tracia y rumbo a Italia.
No fue una mas de las pequeñas islas del Egeo. Tuvo un papel importante en la historia, especialmente tras la victoria griega sobre Persia en las Guerras Médicas y la fundación de la Liga de Delos. A ella se trasladó el tesoro de la Liga, que en 456 a.C. partirá hacia Atenas.
La isla conserva un patrimonio arqueológico impresionante que no debería perderse el viajero que acude a la zona. Desde Mikonos es una breve travesía en barco, una excursión de un día. Sin duda, imprescindible.

0 comentarios:

Publicar un comentario